martes, 26 de febrero de 2008

La dictadura en Albania vista desde la biblioteca de Enver Hoxha. (I)

...en el curso de tales indagaciones, el director de la Biblioteca Nacional, mi amigo Aurel Plasari, me dijo que su institución disponía en la actualidad de la antigua biblioteca privada de Enver Hoxha, y que existían listas aparte de ella, que me podía proporcionar para que las viera. Hojeando estas listas... contiene nombres de autores y títulos, la mayor parte de los últimos en francés. Este hecho trae a la memoria las leyendas acerca de su juventud o, mejor acerca del periodo de la juventud que pasó en países francófonos. Enver Hoxha era un muchacho pequeño-burgués cuando fue a estudiar bioquímica a Montpellier, hacia mediados de las años treinta. Ya el primer año fue suspendido de los exámenes y el gobierno francés le denegó la beca. Según la propaganda.... tal interrupción de la beca se produjo a causa de su actividad revolucionaria. Según sus compañeros de estudios....no llevó a cabo durante ese tiempo la menor actividad revolucionaria. Las malas lenguas afirman incluso que llevaba una vida de aventurero mundano, entre casinos, salones de billar y burdeles...después de Montpellier, el joven Heven Hoxha fue a Bruselas, donde trabajó como enlace de la representación diplomática francesa. Al cabo de dos años regresó a la patria. Fue en medio de la confusión de la Segunda Guerra Mundial, merced a las intrigas y al apartamiento de los rivales, cuando se inició su ascenso hacia las cimas de la dirección comunista y luego del poder.... hojeo las listas de los libros de la biblioteca del dictador. Con toda probabilidad, en ellas no se encuentra toda su biblioteca, tal como me explica Auriel, siendo que su transferencia a los fondos de al Biblioteca Nacional se realizó con retraso, de modo que una parte de los libros se los ha apropiado quien ha podido. Verdaderamente, salta a la vista la falta de literatura. Muy pocos libros de ficción, Le meilleur des mondes [Un mundo feliz] de Aldous Huxley, Poèmes de Edouard Glissant i algún otro. ¿Qué ficción leía el dictador? Eso permanece en el misterio... Ah, si, otra obra de ficción Sartre, J.P, Les mains sales [Las manos sucias]....


2 comentarios:

Counter-Revolutionary dijo...

Joaquín, eres hiper-activo. Juro que empiezo a preocuparme por tu tensión arterial ;). En todo caso, gracias por tus posts que ahora enseguida procedo a leer y comentar. Aprendo mucho de tu blog. Ya se sabe:"hay que aprender de los mayores" ;)

Don Cogito dijo...

......eeeee que sólo tengo 34 años!!!