lunes, 19 de noviembre de 2007

¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿?????????????


Dejando totalmente al margen las virtudes o defectos del político recientemente fallecido Gregorio Lopez Raimundo -del que no opino porque no sé practicamente nada- me sigue asombrando leer cosas como la que sigue. Hoy en el Periodico de Cataluña:

"Adiós a un histórico líder del comunismo catalán y a uno de los protagonistas de la transición democrática en España. El que fuera secretario general del PSUC de 1965 a 1977, Gregorio López Raimundo, uno de los más destacados luchadores antifranquistas, falleció ayer en Barcelona a los 93 años de edad. López Raimundo, que fue galardonado en enero del 2006 con la Medalla d'Or de la Generalitat, sufría graves problemas circulatorios. Su funeral transcurrirá hoy a mediodía en la intimidad familiar. Será incinerado.La vida de López Raimundo, nacido en la localidad zaragozana de Tauste en 1914, se centró en la defensa del comunismo y de las libertades en España, y su trayectoria estuvo marcada por el exilio y la actividad clandestina. Casado con la escritora Teresa Pàmies, tuvieron dos hijos, uno de ellos, Sergi Pàmies, escritor, como su madre."

4 comentarios:

Zápiro dijo...

Ejem... Sí, vale, sé por dónde vas; esa soldadura entre "comunismo y libertades" cuelga groseramente del sustantivo "defensa" como si fueran Caín y Abel. Pero tampoco hay que tomarse la expresión en seco (y mucho menos tratándose de El Periódico [de Todos los Bares] de Catalunya). El caso es que hubo un tiempo y un lugar en que, aunque fuera por antítesis, la defensa de las libertades se ejercían desde la militancia comunista. No sé mucho sobre el tema, pero pienso que, si hubo un antifranquismo así llamado, este fue liderado por el Psuc. Este señor, que apoyó de inmediato las tesis eurocomunistas, estuvo en en la cárcel en tres ocasiones, la última en 1975. Por cierto, si te sirve de algo, leo en otro obituario socialdemócrata que, en aquella ocasión, al salir declaró aquello de que el Psuc y el Pce eran como dos naranjas, pero no parte de una misma naranja.

Saludos

Don Cogito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Don Cogito dijo...

Zápiro, yo también te entiendo por donde vas.
Sé que fue el PCE-PSUC el que fue el grueso de la oposición a la dictadura de Franco.
Sé que durante el franquismo entró en el PCE mucha gente que no era para nada comunista... por ver en este partido LA oposición.
Se que dentro de ese mismo partido hubo gente admirable y valiente...
Se que en el antifranquismo estaba -en líneas generales- lo mejor del país.
Lo poco que se de Lopez Raimundo son más bien cosas buenas.....

...pero esa identificación que se hace entre comunismo y libertades podría entenderlo (aún cuando fuera falso) durante el final del franquismo y el principio de la Transición... PERO AHORA... después de saber todo lo que significo el comunismo... no me parece muy inocente.

Además aunque sea duro hemos de reconocer que desgraciadamente identificar antifranquismo con ideas democráticas es algo que no se corresponde con la realidad.

Esa es la tragedia de este nuestro país y más en concreto de esa generación:la democracia sin adjetivos no ha sido algo que predominase mucho por estos lares (democracias populares, orgánicas ...etc...si.)Algo también influyo que la dictadura tuviera un acuerdo importante con los EEUU.

En resumen: mucho respeto por gente que lucho contra el franquismo (no todo el respeto, ya que hubo terroristas) pero absoluto desprecio por la gente que quiere seguir mintiendo sobre lo que fue/es el comunismo

Saludos

PD: borre la anterior entrada por estar mal redactada

Daniel dijo...

¿Quién ha sido el mayor asesino de comunistas en la historia? Sin ninguna duda Stalin. Es importante también recordar que muchos miles de comunistas fueron masacrados durante la II Guerra Mundial en países como Francia, Italia, Grecia, etc, luchando por la libertad y contra el nazismo. En España no podemos olvidar la contribución del PCE a la lucha antifranquista y a la conquista de la democracia. Partidos comunistas han formado en Europa parte de gobiernos impecablemente democráticos, aceptando la democracia como vía hacia el socialismo. En los años 70 en Chile no fue precisamente el PC quien derrumbó la democracia. Así pues, no condenemos a todos los comunistas, sino a aquellos que, sengún mi juicio, pervirtieron sus ideales. Eso sería como condenar a los católicos y a toda la Iglesia por las barbaridades de la Inquisición, o los apoyos a dictaduras militares como en España o Chile.